Mareo- Médico a Bordo

 

MAREO O CINETOSIS

La situación anómala más frecuente que suele darse durante la navegación es el “mareo”. Hay personas que tienen mucha facilidad para sufrir este síndrome y ellos mismos tienen la precaución de tomar las medidas necesarias para intentar evitarlo, y otras, incluso muy experimentadas, que pueden presentar los síntomas del mareo de forma inesperada e independientemente del tipo de mar existente.

La “cinetosis o mareo”, también conocida como mal de mar, es una situación muy incómoda que siempre es mejor prevenir que tratar cuando ya ha aparecido. Consiste en un conjunto de síntomas que se dan en determinadas circunstancias que alteran el campo gravitatorio. Se produce una desincronización de las distintas informaciones procedentes de los órganos del equilibrio (visión, oído interno y propiocepción) y las situaciones desencadenantes más frecuentes son viajes por carreteras de montaña con muchas curvas, y cualquier tipo de navegación aérea o marítima.

El resultado de la citada desincronización es la cinetosis o mareo, con un cortejo sintomático neurovegetativo consistente en: hipotensión, sudoración profusa (diaforesis), palidez, midriasis (dilatación de la pupila), hiposialia (boca seca) y naúseas con o sin vómitos. Estos síntomas se presentan todos o en parte y en distintos grados dependiendo de la intensidad del cuadro y de la sensibilidad al mismo de cada paciente.

La prevención más generalizada es tomar alimento antes del viaje, y dimenhidrinato (Biodramina) solución oral en niños y masticables o comprimidos en adultos. La primera dosis debe administrarse de ½ a 1 hora antes del inicio del viaje. Precaución en pacientes con glaucoma, bronquitis crónica o enfisema y en hiperplasia de próstata, pues pueden empeorar sus síntomas.

DOSIS INICIAL Y  DE MANTENIMIENTO:           

  • adultos y niños de 12 años y más: 1 a 2 tabletas masticables o 1 comprimido, que pueden repetirse cada 4-6 horas, no más de 4 comprimidos en 24 horas.
  • niños de 6 a 12 años: ½ a 1 tableta masticable o 1/2 comprimido cada 6-8 horas, no tome más de 2 comprimidos en 24 horas. 
  • niños de 2 a 6 años: ½ tableta masticable cada 6-8 horas, o 3-6 ml de la solución oral, o como lo indique un médico.

Quizá la mejor prevención sea la cinarizina (Cinarizina Ratiopharm): 10 gotas 1 hora antes del viaje, que puede repetirse cada 8 horas si hace falta. Otras alternativas son la tietilperazina (Torecan 6,5 mg.) de 1-3 comprimidos o supositorios al día en adultos, en caso de predominio de síndrome vertiginoso.

Todos estos productos pueden dar somnolencia y enlentecimiento de reflejos, por lo que no deben ser consumidos por los responsables de los vehículos o naves.

El mareo de un tripulante puede estropearnos a nosotros y más a él, un feliz día en el mar, por lo que conviene un casting previo donde debemos asegurarnos de que aquellos aspirantes a navegar con cierta predisposición al mareo hagan la debida prevención.       

                                                       

 

Dr. S. Giménez Artieda

Anuncios

Escríbenos, queremos hablar contigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s