Entrevista de “El Tiempo” sobre la vaporización fotoselectiva.

La “vaporización fotoselectiva”:
un método revolucionario, simple y eficaz
Reduce el aumento benigno del tamaño de la próstata, no es invasivo y los resultados son sorprendentes. Es la “vaporización fotoselectiva” o “Luz Verde VFP” un método revolucionario que permite extirpar la glándula prostática sin recurrir a la cirugía convencional. El sistema utiliza un láser verde (Potasio-Titanio-Fósforo) de última generación en unión de una fibra óptica especialmente diseñada para esta aplicación.Puede administrarse en régimen ambulatorio, no hay pérdida de sangre y la recuperación es rápida e indolora. Y tiene avales. Este sistema de tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) fue desarrollado durante cinco años de investigación en la Clínica Mayo de Rochester, Minessota (Estados Unidos).

“En esta clínica es donde Laserscope, que es la empresa fabricante de este láser, puso en marcha el sistema para hacer las exploraciones clínicas en la cuarta fase. Estuvo durante cinco años en experimentación y los resultados han sido altamente satisfactorios hasta tal punto que el sistema esta aprobado y ha sido publicado en numerosas revistas”, comenta el urólogo Santos Giménez Artieda, del Sanatorio del Valle (en la Clínica Santa Elena, desde el día 1 de noviembre de 2005), en Madrid.

El urólogo Santos Giménez Artieda de Unidad de Láser Prostático.
En España se realiza, actualmente, en cuatro centros hospitalarios (cuarenta en Europa). Uno de ellos, el Sanatorio del Valle (en la Clínica Santa Elena, desde el día 1 de noviembre de 2005), donde los reconocidos urólogos Giménez Artieda y Hernández Villaverde pusieron en marcha, el pasado mes de diciembre, este revolucionario método.Hasta la fecha han realizado veintiún intervenciones

[Ver dato actualizado] y los resultados han sido fantásticos. Pero no quieren hablar de milagros. “No queremos lanzar esa imagen, sólo pretendemos que las personas afectadas por este mal sepan que se ha dado un paso muy grande en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata -señala el doctor Santos Giménez Artieda-. Es el avance más importante que se ha realizado en los últimos veinticinco años para el tratamiento de esta patología”.

La vaporización fotoselectiva consiste en meter un mínimo catéter por la uretra. El láser más la fibra óptica permite vaporizar el tejido de la próstata agrandada. La característica fundamental es que no sangra, eso permite que el paciente “milagrosamente” se puede ir en pocas horas (un mínimo de seis y un máximo de veinticuatro horas) a su casa y sin sonda, como explica el doctor Santos Giménez: “En los casos mas complejos, por razones de seguridad, dejamos al paciente una noche en observación. Pero lo normal es que esté en su casa, sin sonda y sin haber sangrado ni una gota, a las pocas horas de la intervención”.Esta intervención, simple y eficaz, no tiene las complicaciones y molestias de los métodos clásicos. Es el más adecuado para pacientes de alto riesgo en tratamiento anticoagulante.
“Este sistema permite extirpar la glándula prostática
sin recurrir a la cirugía convencional.
La recuperación es rápida e indolora.”
“La cirugía de la próstata -continua el doctor Santos Giménez- siempre ha sido sangrante, de riesgo, imponía cierto respeto tanto por parte de los médicos como de los pacientes. No se va a perder ese respeto pero la vaporización fotoselectiva nos ha facilitado las cosas de una forma extraordinaria. Por eso creemos que la gente tiene que saber que existe este método para poder optar libremente por el método quirúrgico o por este”.El doctor Santos Giménez operó un viernes, a mediados de enero, a un piloto de Iberia. El lunes llamó para preguntar qué tal se encontraba el paciente, y estaba volando:“Verdaderamente es lo menos invasivo que he visto en tratamiento de próstata y poco a poco este sistema se va a imponer”.

En el la Clínica Santa Elena el servicio de Urología dedica los viernes y sábados a este sistema “porque hay muchas personas que vienen de fuera de Madrid -comenta el Giménez-. Se operan el viernes, se van el sábado a su casa, el domingo descansan y el lunes están trabajando. Es el método que permite operar al paciente el fin de semana”.

Medio de Comunicación:

Nombre de la Sección:
Sociedad – Salud
Número:
21.147 (26 de abril de 2004)
Autor:
Pilar Parra
Fotografía:
Pablo Vázquez

Anuncios

Escríbenos, queremos hablar contigo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s