Intervenciones y procedimientos laser

Procedimiento láser verde
La Urología es una especialidad médico-quirúrgica, que ha experimentado un gran avance debido sobre todo a la mayor expectativa de vida de la población, y por lo tanto al envejecimiento  progresivo de la misma. Su demanda es creciente en  nuestra sociedad, sobre todo en lo que respecta a la salud prostática de los varones, debido a la concienciación que las campañas de salud prostática han producido, en especial en el diagnóstico precoz del cáncer de próstata.El Dr. Santos Giménez Artieda, junto con el Dr. Hernández Villaverde, son coordinadores del Servicio de láser prostático de la Clínica Santa Elena de Madrid y responsables del mismo. Especialistas de la patología prostática, gracias a ser pioneros en el tratamiento de las patologías de la próstata mediante técnicas quirúrgicas de alta resolución y mínima invasividad. Láser de luz verde KTP primero de 80 W y HPS después de 120 W, junto con el laser de Tulio de 150 W y en breve de 200 W, para la Hiperplasia Benigna de Próstata y Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU) para el tratamiento del cáncer, éste último en colaboración con el experto en HIFU,el Dr. Martín Martínez, métodos que se detallan a continuación.
A. Vaporización Fotoselectiva de la Próstata (VPF) por láser verde
Este sistema de tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP) comenzó y fue desarrollado en Estados Unidos y supone el avance más importante que se ha realizado en los últimos 30 años para el tratamiento de esta patología, que afecta a millones de varones en todo el mundo, principalmente por encima de los 55-60 años.
La “Unidad de Láser Prostático” (ULAP), cuenta con los más avanzados Equipos de Láser para tratamiento de la HBP. permitiéndonos vaporizar el tejido de la próstata agrandada, prácticamente sin límites de volumen prostático. El concepto de vaporización consiste en la eliminación por completo del tejido así como la fotocoagulación simultánea de los vasos sanguíneos, evitando prácticamente la posibilidad de sangrado, que es siempre la gran preocupación de los urólogos en la cirugía de la próstata.Este método cuenta con un sólido aval, ya que fue desarrollado durante cinco años de investigación clínica, en la Clínica Mayo de Rochester, Minessota, EE UU. Sus resultados y los de otros grupos posteriormente han sido publicados en prestigiosas revistas científicas como el Journal of Endourology, Journal of Urology, etc… confirmando que el método es extremadamente eficaz, seguro y cómodo para el paciente.
Además, este método ha demostrado que frente a otros medios de tratamiento como Tuna, RTU, etanol, etc.,  logra mayor mejoría en los síntomas subjetivos (análisis del IPPS), así como en los valores del flujo máximo (Q máx.), lo que ya ha convertido a esta técnica como el tratamiento de elección o “Gold Estandar” para los pacientes afectados por la Hiperplasia de Próstata, que deseen un método eficaz, seguro y cómodo para resolver su dolencia.
B. Ventajas de la VFP por láser verde
Actualmente hay varios sistemas de tratamiento por láser de la HBP. Desde el inicio de este tipo de tecnologías han sido muchos los cambios que estas han sufrido para llegar al punto en el que hoy en día nos encontramos. Quedan lejos los sistemas de láser de Neodimio Yag y Diodo que realizaban coagulación intersticial y que generaban gran cantidad de efectos adversos y por eso nunca llegaron a imponerse a los sistemas tradicionales establecidos como la cirugía abierta o la cirugía endoscopia mediante resectores monopolares de radiofrecuencia.Hoy en día la situación es diferente, la introducción nuevamente de láseres como el Holmuim Yag y el láser de KTP revolucionaron el tratamiento de esta patología desde hace ya casi 8 años.Actualmente podemos hablar de dos vías de trabajo con láser para solucionar la patología de la HBP, la enucleación o fragmentación parcial o total de los lóbulos prostáticos o bien la fotovaporización. Ambos sistemas consiguen eliminar el tejido adenomatoso que forma la glándula prostática y que genera los problemas obstructivos y miccionales que tradicionalmente se han resuelto con los sistemas anteriormente mencionados.Hoy por hoy podemos hablar de la aplicación de la fotovaporización en glándulas de tamaño medio 60-70gr y de enucleación en glándulas de mayor tamaño.Cuando escogemos una técnica y cuando escogemos otra? que láser es el más adecuado?Obviamente el cirujano tiene siempre la última palabra pero podríamos decir que la enucleación con el láser de Holmium Yag o bien con el láser de Thullium Yag serian las dos herramientas más adecuadas puesto que ambas tienes gran capacidad de corte y ello les confiere la característica básica para cortar o despegar el adenoma de su cápsula. Dentro de estos dos tipos de láser el de más reciente introducción es el láser de Thullium Yag de 150w el cual corta con gran eficacia y tiene un mayor poder de hemostasia que el láser de Holmium debido a su menor absorción por agua, al mismo tiempo tiene también una buena tasa de vaporización en el caso de que esta se precise. Este sistema es probablemente la introducción tecnológica más reciente en los sistemas láser para el tratamiento urológico.

La otra opción tecnológica es la fotovaporización la cual se lleva a cabo mediante láseres de KTP o de 532nm, luz verde, los cuales tienen un alto rendimiento en vaporización debida a su alta absorción por la hemoglobina, pigmento que da el color rojo a la sangre, y ello permite vaporizar el tejido prostático con una mínima o nula perdida de sangre durante el acto quirúrgico. Actualmente en el mercado europeo se utilizan sistemas de 120w de potencia en este tipo de láseres pero en breve se introducirán equipos de mayor potencia que permitan vaporizar más rápido e intentar utilizar por tanto este sistema en glándulas que hoy en día son más candidatas de una enucleación con láser de Holmium o Thullium Yag.

Por otro lado también se han introducido sistemas de diodo (láser rojo), evidentemente mejorados respecto a sus precursores en esta técnica, que permiten realizar también un efecto de vaporización pero estos están más indicados para el tratamiento de glándulas de menor tamaño que en el caso del láser de luz verde.

Así pues podemos hablar de que actualmente se nos ofrece un amplio abanico de posibilidades tecnológicas con láser y diodo para poder resolver los problemas que presenta la HBP todos ellos enfocados a aumentar su potencia de trabajo para reducir el tiempo quirúrgico y poder así realizar tratamientos en próstatas de mayor tamaño y obviamente intentando aunar ambos métodos de trabajo (enucleación y vaporización) en un solo láser, lo que quizás está consiguiendo el láser de Thullium Yag que permite cortar, vaporizar y fragmentar en un mismo equipo, sin olvidarnos por supuesto de los nuevos láser de luz verde de alta potencia.

Hoy día podemos decir que:

1.- La Hiperplasia Benigna de Próstata, cuyos síntomas no mejoran con medicación, debe intervenirse.

2.- Los métodos clásicos de tratamiento quirúrgico de la HBP son, la cirugía abierta y la RTU (Resección Transuretral de Próstata).

3.- Desde el año 2003 existe un nuevo método, que se ha convertido en el de primera elección para la HBP, que es la Vaporización con láser verde, menos agresivo y mejor tolerado, con iguales e incluso mejores resultados.

4.- El láser vaporiza el tejido prostático sin pérdida importante de sangre y buena tolerancia.

5.- El primer láser tenía una potencia de 80 W, desde el año 2007 existe el de 120 W, y desde el 2010 el XPS (AMS) de 180 W y el de 150 W y pronto de 200 W de Tulio (Reference- Quanta).

6.- Los láseres prostáticos de última generación permiten operar próstata de cualquier tamaño, en menor tiempo y con mejores resultados.

7.- Los pacientes, a los que se vaporiza su próstata con láser, son dados de alta antes de 24 h, sin apenas sangrado y sin secuelas, ni en la esfera sexual ni en la continencia urinaria.

8.- Cateterización vesical (sonda) en general de pocas horas, salvo en casos de volumen prostático elevado, en los que es aconsejable dejar la sonda, de forma ambulatoria, entre 1-2 semanas.

9.- Su efectividad y tolerancia convierten, al Láser verde y de Tulio, en las mejores opciones de tratamiento.

10.- Permite operar a pacientes de alto riesgo, que antes debían resignarse a llevar sonda permanente.

C. Nuestra experiencia
ULAP (Unidad de Láser Prostático), viene desarrollando su actividad en las clínicas SANTA ELENA y LA ZARZUELA de Madrid desde diciembre del 2003 Este año comenzamos una nueva andadura en el Hospital NISA PARDO DE ARAVACA.En el primer año de actividad se realizaron ciento siete casos de Vaporización Fotoselectiva de próstata. De ellos ciento cinco fueron en casos de HBP y en dos casos eran adenocarcinomas, en los cuales se utilizó el láser como método desobstructivo, en pacientes sondodependientes.
No hemos tenido ninguna complicación grave. La mayoría de las complicaciones leves, están originadas por procesos irritativos que ceden en pocas semanas (en los peores casos 1 a 3 meses) con el oportuno tratamiento médico.Las flujometrías postoperatorias demuestran el beneficio terapéutico del proceso, y son la objetivación de la mejoría clínica de la totalidad de los pacientes.Hasta marzo del 2010, llevamos más de 560 casos de HBP intervenidos con láser. Somos la Unidad de Láser Prostático con más experiencia en el tratamiento de la HBP y poseemos tres Equipos de Láser en propiedad. Todo lo anterior nos avala como la Unidad más experta y fiable.
D. Comparación entre técnicas clásicas y Láser verde
RTU Cirugía abierta Láser verde
Duración ingreso hospitalario 3-5 días 6-10 días Menos de 24h. en el 90%
Hemorragia intraoperatoria Siempre Siempre Mínima
o nula
Necesidad de transfusiones 2-8% 5-25% <0,1%
Secuela de incontinencia total o parcial 3-5% 5-8% <0,1%
Secuela de impotencia 2-3% 5-10% <0,1%
Indicaciones al texto:Hiperplasia benigna de próstata: HBP (español), BPH (inglés).
Vaporización Fotoselectiva de la próstata: VFP (español), PVP (inglés).
Datos de referenciaBibliografía: Elaboración propia.
Última fecha de revisión de este Artículo: 25-08-2012
Anuncios

Intervención y operación de un cáncer de próstata por vaporización prostática

Tratamientos para la Hiperplasia Benigna de Próstata

Tratamientos
A. Tratar la hiperplasia benigna de próstata
Cuando los síntomas comienzan a interferir de una manera significativa con su forma de vida, es hora de considerar las opciones de un posible tratamiento. Entender sus opciones, incluyendo la eficacia de cada tratamiento y el nivel del riesgo implicado, le ayudará a escoger la más adecuada de acuerdo con los objetivos esperados. Es importante que comente toda información con su urólogo.
B. VFP por Láser verde
El procedimiento ofrece una solución única y simple a la HBP porque combina la efectividad de RTUP, el “Gold Estandar” con la seguridad, la comodidad y la facilidad de un tratamiento mínimamente invasivo.El procedimiento Láser verde utiliza un láser de alta energía para vaporizar inmediatamente y quitar exactamente el tejido blando agrandado de la próstata.La mayoría de los pacientes regresan a su casa unas pocas  horas después de la intervención y pueden volver a sus actividades normales en muy poco tiempo.
C. Otros tratamientos
MedicaciónLa terapia de la medicación es generalmente la primera línea de defensa contra los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata. Las medicaciones son costosas, se deben tomar diariamente durante el resto de su vida. Pasado un tiempo, esta medicación puede dejar de ser efectiva. Los efectos secundarios pueden incluir impotencia, vértigos, dolores de cabeza, fatiga y pérdida de deseo sexual.
Terapias de calor o termalesEl calor o las terapias termales se basan en diversas fuentes de energía para calentar y destruir el tejido blando de la próstata. El tejido blando destruido sigue estando en la próstata y se convierte en tejido cicatricial. Esto da lugar a una reducción incompleta del tamaño de la próstata, que incrementa los síntomas urinarios durante varias semanas e incluso meses. Es posible que usted pueda necesitar el uso de  un catéter durante algunos días o varias semanas.
Los tratamientos de calor más comunes:Terapia termal transuretral de microondas (TUMT), ablación transuretral de la aguja (TUNA®) y láser de coagulación intersticial (ILC). Estos tratamientos no son siempre eficaces a la hora de contrarrestar los síntomas urinarios o la restauración del buen flujo de la orina, y los síntomas pueden volver a manifestarse al cabo de un año o dos. Los procedimientos de Vaporización Fotoselectiva de la Próstata se han realizado con éxito en millares de pacientes con resultados duraderos.Los efectos secundarios de las terapias termales pueden incluir dolor e irritación durante la micción, infecciones de la zona urinaria, incontinencia, retención urinaria, impotencia y eyaculación retrógrada.
Cirugía invasivaLa resección transuretral de la próstata (RTUP) se conoce como el “Gold Estandar” del tratamiento. El tejido blando agrandado de la próstata se elimina quirúrgicamente dando como resultado el alivio de los síntomas y el flujo restaurado de la orina.TURP es un procedimiento quirúrgico invasor. Hay un mayor riesgo de complicaciones, incluyendo una pérdida excesiva de sangre, transfusión de sangre, incontinencia, impotencia, infección, micción dolorosa y un alto índice de la eyaculación retrógrada, así como el “temible” síndrome post- RTUP, y requiere una estancia en el hospital de uno a cuatro días usando un catéter. El tiempo de la recuperación es de un promedio de 4 a 6 semanas.
Otros tratamientos con láserOtros procedimientos con láser para tratar la hiperplasia benigna de próstata, utilizan el calor para destruir pero para sin quitar el tejido blando. El tejido blando destruido se queda en el cuerpo y se expele en un cierto plazo de tiempo, causando dolor y malestar urinarios durante varias semanas.Solamente el sistema de VFP por Láser KPT  utiliza un láser patentado de la luz verde para vaporizar y quitar el tejido blando, saliendo a través del canal abierto de la orina. Los resultados y el alivio son inmediatos. La recuperación es muy rápida y virtualmente indolora.
Indicaciones al texto:Hiperplasia benigna de próstata: HBP (español), BPH (inglés).
Vaporización Fotoselectiva de la próstata: VFP (español), PVP (inglés).
Datos de referenciaBibliografía: Elaboración propia.
Última fecha de revisión de este Artículo: 25-08-2012

Hiperplasia Benigna de Próstata

 Hiperplasia benigna de próstata
A. A partir de los 50 años
Esta es la edad en la que un hombre empieza a desarrollar la hiperplasia benigna de próstata HPB (BPH). Los datos muestran que afecta a uno de cada cuatro hombres de 50 años, a la mitad de varones mayores de 60 años y casi al 80-90 por ciento de los mayores de 80 años.

Estos son algunos de los síntomas: Orinar frecuentemente, especialmente por la noche (nicturia).
 Necesidad repentina de orinar o urgencia.
 Disminución de la fuerza y adelgazamiento del chorro urinario
 Dolor o dificultad miccional (disuria).
 Sensación de no tener nunca la vejiga vacía.
 Pérdidas o goteos.
 Micción vacilante o intermitente.
Pérdida de la libertad personalMuchos hombres tienen tendencia a provocar cambios en sus hábitos diarios de vida, como evitar los paseos, utilizar los cuartos de baño (retretes) en vez de los urinarios, no utilizar pantalones de colores claros, etc. Las visitas frecuentes al cuarto de baño, especialmente en la noche, pueden interrumpir el sueño e impedir un correcto descanso.
Una solución simple y eficazSi estos síntomas le son familiares, o si está cambiando la forma de vida para acomodar sus problemas urinarios, debe saber que hay una solución muy simple. Se llama Vaporización Fotoselectiva de la Próstata (VFP) por Láser KPT “luz verde”, y le puede liberar de los problemas urinarios, sin afectar en modo alguno su forma de vida o su salud, dándole luz verde a una vida plena y sin límites.
B. Vamos a conocer un poco acerca de la próstata
La próstata es una glándula del sistema reproductor masculino, situada delante del recto y justo debajo de la vejiga. Su tamaño es similar al de una nuez y rodea la uretra. Esta última es un tubo que lleva la orina desde la vejiga al exterior.La principal función de la próstata es producir líquido para el semen, el cual transporta los espermatozoides. Durante el orgasmo se presentan contracciones musculares que exprimen el líquido de la próstata dentro de la uretra y luego al exterior.Con el paso del tiempo, el crecimiento de la próstata puede causar presión en la uretra, similar a una abrazadera en una manguera del jardín. Esto causa problemas al orinar.
C. Significado de los términos
  • Próstata: es una glándula del sistema reproductor que secreta el líquido prostático que lleva el esperma.
  • Hiperplasia benigna de Próstata HBP (BPH): un proceso no canceroso de crecimiento de la próstata, que restringe el flujo de la orina.
  • Incontinencia: incapacidad para el control voluntario de la micción.
  • Impotencia: imposibilidad para alcanzar o mantener una erección.
  • Eyaculación retrógrada: se refiere a la entrada de semen en la vejiga en lugar de salir por la uretra durante la eyaculación.
  • Catéter: un tubo fino, flexible insertado a través de la uretra, utilizado para drenar la orina de la vejiga.
  • Cistoscopio: aparato rígido o flexible con el que se visualizan la uretra y la vejiga.
D. Diagnóstico
Usted puede ser el primero en notar los síntomas de una hiperplasisa benigna de próstata HBP, o bien su médico,  en el transcurso de reconocimiento general rutinario. Cuando existe la sospecha de una HBP, lo normal es que usted sea remitido a un Urólogo, doctor especializado en problemas urológicos  y del sistema reproductivo masculino. Con la ayuda de varias pruebas el doctor identificará el problema y decidirá el tratamiento más adecuado a seguir.Las pruebas varían de un paciente a otro, pero las que figuran a continuación son las más comunes.Historia clínica
Conversación con su urólogo, en la que el especialista recaba la información completa de sus dolencias y de su situación miccional. Es de gran valor para decidir posteriormente las pruebas complementarias a realizar.Examen rectal digital  (DRE)Es generalmente la primera prueba que se realiza. El doctor inserta un dedo lubricado y palpa la próstata a través del recto. Este examen da al doctor una idea general del tamaño y de la consistencia de la glándula.Análisis de sangre específico del antígeno de la próstata (PSA)El PSA es una proteína producida por las células de la glándula de la próstata. Se extrae una muestra de sangre y se mide la cantidad de PSA en el laboratorio. Cuando la glándula de la próstata se agranda, los niveles de PSA en la sangre tienden a elevarse. Los niveles del antígeno prostático específico pueden elevarse debido principalmente al cáncer de próstata, si bien, puede elevarse también en procesos benignos, inflamatorios o infecciosos.Al envejecer los hombres, la HBP  y el cáncer de la próstata se producen con más frecuencia. Los procesos benignos de la próstata más comunes son la prostatitis (inflamación de la próstata) y la hiperplasia benigna de la próstata (agrandamiento de la próstata). No existe evidencia de que la prostatitis o la hiperplasia benigna de la próstata causen cáncer, pero es posible que un hombre tenga una o ambas patologías y que desarrolle también cáncer de próstata.

Aunque los niveles de PSA por sí solos no ofrecen información suficiente para que los médicos puedan distinguir entre los procesos benignos de la próstata y el cáncer, el médico tomará en cuenta el resultado de este análisis y decidirá si debe investigar más a fondo, para buscar signos de cáncer de próstata.

Ultrasonido rectal

Forman parte del estudio rutinario que su urólogo puede solicitar. Con la ECO abdominal se trata de medir el tamaño aproximado de la próstata y descartar otras patologías incluida la vejiga. La ECO transrectal define con más precisión el tamaño y estructura de próstata y vesículas seminales, posibilitando la realización de tomas de biopsia prostáticas si existe sospecha de cáncer de próstata.

Flujometría miccional

Esta prueba consiste en medir el volumen de orina miccionado  por unidad de tiempo. Sirve para conocer de forma objetiva el caudal miccional del paciente.

Urografía intravenosa

Consiste en inyectar un contraste por vía endovenosa y comprobar su eliminación por el tracto urinario, quedando dibujado todo el recorrido de la orina. Se utiliza para descartar principalmente patología obstructiva, tumoral o litiásica del tracto urinario superior. Hoy su uso esta más limitado debido al gran desarrollo de la ecografía.

Cistoscopía

En este examen, el doctor inserta un tubo pequeño con la abertura de la uretra en el pene. Esta prueba permite que el doctor determine el tamaño de la glándula e identifique la localización y el grado de la obstrucción.

Indicaciones al texto:Hiperplasia benigna de próstata: HBP (español), BPH (inglés).
Vaporización Fotoselectiva de la próstata: VFP (español), PVP (inglés).
Datos de referenciaBibliografía: Elaboración propia.
Última fecha de revisión de este Artículo: 25-08-2012

Quemaduras a Bordo – Médico a Bordo

Llamamos quemaduras a los daños producidos en la piel, y dependiendo del Grado en otros organos, debido al contacto con el calor, la radiación, la electricidad o con agentes químicos abrasivos.
Las quemaduras de sol o provocadas por liquidos u objetos a alta temperatura (sartenes u ollas) son las causas más frecuentes de quemaduras a bordo de embarcaciones.
Los grados de las quemaduras van de 1 a 4.
según la profundidad de las mismas. Su conocimiento básico se basa en los siguientes conceptos:
GRADO 1:
Sólo afecta a la epidermis. Ejemplos más frecuente son las quemaduras solares leves, o contacto breve con objetos a alta temperatura del motor o de la cocina de la embarcación.
Los síntomas son:
– Enrojecimiento
– Sequedad
– Dolor
– Hinchazón de la piel, pero sin ampollas.
GRADO 2:
Afecta a la dermis. Son las quemaduras solares más graves con aparición de ampollas y producidas por aceite, café u otros líquidos, a alta temperatura.
Síntomas
-Enrojecimiento
-Dolor y sensibilidad al aire
-Aparición de ampollas, es caracteristico de este grado dos.
GRADO 3:
Sobrepasan la dermis y afectan a grasa y a veces a músculo. A bordo son menos frecuentes,  porque para que se produzcan se precisa más tiempo de exposición al agente causante, por inmovilidad forzada, cosa poco probable en una embarcación.
Los síntomas son:
– Eliminación de capas de piel
– Piel seca
– Es característica que solo duela la zona menos quemada periférica (de grado 2), porque la parte central más afectada es indolora, por haber afectado a los nervios sensitivos.
GRADO 4:
Las lesiones afectan a músculos y/o huesos. Además de producirse por exposición al fuego o líquidos muy calientes,también pueden ser producidas por congelación. A bordo son practicamente inexistentes, salvo en incendios a bordo con inmovilidad del afectado.
PREVENCIÓN:
Los niños tienen una piel muy fina y delicada, por lo que la profundidad y gravedad de las quemaduras aumenta peligrosamente.
La prevención de las quemaduras es su mejor tratamiento, como ocurre en muchas ocasiones. Las solares son fácilmente prevenibles y hoy día es habitual hacerlo con garantía, existiendo a tal fín, numerosas cremas protectoras de alta fiabilidad.
El resto de las quemaduras requieren para su prevención mucho sentido común y cuidar las zonas de peligro como sala de máquinas  y cocinas, en embarcaciones grandes, o motores y planchas o minicocinas en embarcaciones de recrero de pequeño tamaño.
En la prevención cabe destacar el cuidado necesario en el uso del hielo (como primera medida en el tratamiento de esguinces y otros traumatismos), ya que no se debe aplicar directamente sobre la piel, para evitar precisamente quemaduras, sino envolviéndo  en paños o toallas.
TRATAMIENTO:
En cualquier tipo de quemadura lo más urgente es enfriar la piel afectada con agua limpia, lo cual es fácil normalmente en cualquier embarcación.
Los cuidados posteriores dependen del Grado de las lesiones, y por lo tanto de la profundidad de la zona afectada.
En los grados más leves con afectación exclusiva de la epidermis bastarà con enfriar la piel y el uso de cremas hidratantes con o sin corticoides.
Si la quemadura es de Grado 2, con destrucción de la dermis y aparición de ampollas, hay que evitar la infección mediante limpieza cuidadosa con agua y jabón neutro o suero fisiológico y uso de antisépticos sin colorantes, porque podrían enmascarar el grado y evolución posterior de la lesión.
Se pueden usar, si la herida es más complicada o sucia, tras su correcta limpieza, pomadas antibióticas con Sulfadiazina ( Silvederma o Flammazine) o gasas impregnadas en parafina (Linitul y similares).
En caso de quemaduras más graves, y tras tomar las medidas anteriormente expuestas, se puede requerir asistencia en el Centro Sanitario más próximo.

Dr. S. Giménez Artieda

Pequeños cortes y Heridas en el Mar- Médico a Bordo

PEQUEÑOS CORTES Y HERIDAS

 

A bordo podemos sufrir resbalones, tropezones y desequilibrios varios, debidos a factores como el oleaje o el viento, y como consecuencia de los mismos podemos sufrir golpes y caídas, o por intentar evitar males mayores, podemos agarrarnos a objetos que nos produzcan cortes o magulladuras de distinta intensidad y que pueden afectar a distintas partes del cuerpo.

Hoy nos vamos a ocupar de “pequeños cortes y heridas”, que no van a afectar, en principio, a nuestra salud general, pero que si no son bien atendidas y tratadas en un primer momento, sí nos pueden arruinar una  supuesta feliz travesía y convertirla en un verdadero martirio o pequeño infierno.

En el primer artículo tratamos del BOTIQUIN BASICO y ahí aprendimos que debíamos llevar guantes y gasas estériles, betadine, agua oxigenada y pinzas y apósitos estériles.

Lo más importante en cualquier herida es cohibir la hemorragia y limpiar, hasta lo más profundo que se pueda, el trayecto de la misma.

La primera hemorragia es beneficiosa, pues la sangre al salir arrastra mínimas partículas de suciedad y realiza una primera limpieza de dentro afuera. Se puede aprovechar esta primera fase para lavar con abundante agua dulce o salada la herida.

Si el primer lavado, por comodidad y proximidad, se hace con agua salada, es mejor terminar con agua dulce y/o agua oxigenada. Las astillas u otros cuerpos extraños deben ser extraídos previamente, con las pinzas o manualmente y los otros restos saldrán por la hemorragia y por el lavado intenso y enérgico del agua a la presión adecuada. Es muy importante en este paso garantizar la perfecta higiene de la herida. Si la hemorragia persiste ya no hay inconveniente en realizar una presión digital sobre la misma, durante el tiempo necesario hasta que cese la misma, suele ser de 1 a 3 minutos.

Tras las maniobras realizadas ya se puede tapar la herida y por comodidad, si es en un miembro que lo permita, hacer un vendaje es lo ideal.

Primero se aplica el apósito, que puede ser una sola gasa sujeta con esparadrapo, y encima la venda que trata de fijar el primer apósito y permitir la movilidad del miembro afectado.

Si la travesía dura varios días, todos ellos se debe cambiar el vendaje y el apósito. Se debe revisar la herida, volver a limpiar sus bordes y zonas adyacentes. Si no hay suero, se puede usar agua del mar, y después proceder al secado de la herida con gasas estériles, o si no tenemos dejar que se seque al aire, y después volver a poner apósito y vendaje limpios.

Para el dolor Paracetamol o Metamizol magnésico (Nolotil), según la intensidad del mismo.

Dr. S. Giménez Artieda

Medusas o aguamalas- Médico a Bordo

MEDUSAS

 

Las medusas o aguamalas presentan células urticantes que usan para capturar presas y en defensa propia. Son unos de los animales más bellos de la naturaleza, casi transparentes por el alto contenido en agua de sus cuerpos (95%), existe una gran variedad de especies, más de 4.000, con formas y tamaños muy distintos. Al contacto con las medusas sus células, que se denominan nematocistos, clavan unos filamentos en la piel e inyectan el veneno, que es distinto para cada especie. Si es posible se debe intentar identificar la especie de medusa pues el tratamiento es específico para cada una de ellas.-

A veces no es propiamente la medusa la que produce la picadura, los fragmentos que se desprenden de las mismas en las zonas donde rompen las olas, son capaces de producir igual picadura, y dichos fragmentos o tentáculos son prácticamente invisibles, debido a la espuma que se forma en esas zonas. En días donde se ven medusas, lo mejor es no pasear por la zona donde rompen las olas cerca de la orilla, pues ahí es donde hay más fragmentos flotantes.-

Una picadura de medusa puede ser desde leve, prácticamente inofensiva, hasta muy grave e incluso mortal. Los síntomas inmediatos son intenso dolor y picor en la zona afectada. La mayoría no suelen ser graves, pero depende también de las personas que sufren la picadura. Mucho cuidado deben tener las personas con historial de alergias (asma), personas con problemas cardíacos y muy especialmente las que ya han sufrido anteriormente picaduras de medusas, que se han podido sensibilizar y pueden sufrir reacciones mucho más severas en la segunda ocasión.-

 

Ante una picadura de medusa ¿cómo actuar?:

–       Lavar bien la herida con agua salada o suero fisiológico

–       No frotar la zona afectada, ni con arena ni con toallas o paños

–       Nunca aplicar agua dulce, pues rompe las células urticantes y aumenta la picadura y sus síntomas

–       Aplicar frio mediante una bolsa de hielo de 5 a 15 minutos

–       Intentar extraer cualquier resto de tentáculo que pueda verse, nunca con los dedos sino con unas pinzas

–       Puede aplicarse un antihistamínico y un analgésico para el dolor

–       Si el paciente empeora y comienza con problemas respiratorios o alteraciones cardíacas o convulsiones traslado al hospital más próximo o mientras tanto usar la adrenalina monodosis autoinyectable, que conviene llevar en el botiquín de la embarcación: .Altellus 0,15 para niños o Altellus de 0,30 para adultos.

 

Dr. S. Giménez Artieda

Mareo- Médico a Bordo

 

MAREO O CINETOSIS

La situación anómala más frecuente que suele darse durante la navegación es el “mareo”. Hay personas que tienen mucha facilidad para sufrir este síndrome y ellos mismos tienen la precaución de tomar las medidas necesarias para intentar evitarlo, y otras, incluso muy experimentadas, que pueden presentar los síntomas del mareo de forma inesperada e independientemente del tipo de mar existente.

La “cinetosis o mareo”, también conocida como mal de mar, es una situación muy incómoda que siempre es mejor prevenir que tratar cuando ya ha aparecido. Consiste en un conjunto de síntomas que se dan en determinadas circunstancias que alteran el campo gravitatorio. Se produce una desincronización de las distintas informaciones procedentes de los órganos del equilibrio (visión, oído interno y propiocepción) y las situaciones desencadenantes más frecuentes son viajes por carreteras de montaña con muchas curvas, y cualquier tipo de navegación aérea o marítima.

El resultado de la citada desincronización es la cinetosis o mareo, con un cortejo sintomático neurovegetativo consistente en: hipotensión, sudoración profusa (diaforesis), palidez, midriasis (dilatación de la pupila), hiposialia (boca seca) y naúseas con o sin vómitos. Estos síntomas se presentan todos o en parte y en distintos grados dependiendo de la intensidad del cuadro y de la sensibilidad al mismo de cada paciente.

La prevención más generalizada es tomar alimento antes del viaje, y dimenhidrinato (Biodramina) solución oral en niños y masticables o comprimidos en adultos. La primera dosis debe administrarse de ½ a 1 hora antes del inicio del viaje. Precaución en pacientes con glaucoma, bronquitis crónica o enfisema y en hiperplasia de próstata, pues pueden empeorar sus síntomas.

DOSIS INICIAL Y  DE MANTENIMIENTO:           

  • adultos y niños de 12 años y más: 1 a 2 tabletas masticables o 1 comprimido, que pueden repetirse cada 4-6 horas, no más de 4 comprimidos en 24 horas.
  • niños de 6 a 12 años: ½ a 1 tableta masticable o 1/2 comprimido cada 6-8 horas, no tome más de 2 comprimidos en 24 horas. 
  • niños de 2 a 6 años: ½ tableta masticable cada 6-8 horas, o 3-6 ml de la solución oral, o como lo indique un médico.

Quizá la mejor prevención sea la cinarizina (Cinarizina Ratiopharm): 10 gotas 1 hora antes del viaje, que puede repetirse cada 8 horas si hace falta. Otras alternativas son la tietilperazina (Torecan 6,5 mg.) de 1-3 comprimidos o supositorios al día en adultos, en caso de predominio de síndrome vertiginoso.

Todos estos productos pueden dar somnolencia y enlentecimiento de reflejos, por lo que no deben ser consumidos por los responsables de los vehículos o naves.

El mareo de un tripulante puede estropearnos a nosotros y más a él, un feliz día en el mar, por lo que conviene un casting previo donde debemos asegurarnos de que aquellos aspirantes a navegar con cierta predisposición al mareo hagan la debida prevención.       

                                                       

 

Dr. S. Giménez Artieda

Buceo – Médico a Bordo

BUCEO

El Buceo es una actividad de riesgo y requiere medidas preventivas entre las que destacan: elección correcta del lugar y del equipo, valorar bien el estado meteorológico y del mar, llevar los teléfonos de los servicios médicos de emergencia y conocer la situación de las cámaras hiperbáricas existentes en la zona, practicar el Sistema de Parejas en la inmersión es lo mejor para prevenir problemas.

Debe existir un Plan de Emergencias, en el que cada uno sepa su misión en caso de accidente, para no duplicarse ni interferirse unos a otros, siendo la prioridad asistir y, en su caso, trasladar al accidentado al mejor lugar donde pueda ser atendido y lo antes posible.

Las enfermedades y accidentes más frecuentes podemos clasificarlas en:

Enfermedades del oído

Otitis: Son inflamaciones con o sin infección (por hongos o bacterias) del conducto auditivo externo. Prevención: secarse bien los conductos del oído externo tras las inmersiones. Si aparece dolor o supuración consultar al médico y dejar de bucear.

Barotraumas del oído: Se producen en el descenso si no se compensa bien la presión. Su grado puede ser desde leve a más grave con rotura timpánica, en éste caso aparece dolor brusco e intenso y síntomas de vértigo y/o nauseas. Suspender inmersión y acudir al médico.

Enfermedad descompresiva

Se produce por la formación de burbujas en los tejidos o en la sangre (embolia gaseosa). Pueden deberse a no respetar las tablas de descompresión o a mayor velocidad de ascenso del recomendado (15 mts/seg). Los síntomas oscilan de leves a graves, la mayoría son leves y consisten en dolores articulares o musculares por las burbujas de aire y en pocos casos pueden llegar a ser muy graves con afectación neurológica y de los aparatos circulatorio y respiratorio, pudiendo llegar a la muerte.

Las cámaras descompresivas son mejores que la descompresión en el agua. Hay que conocer su situación geográfica en la zona por si fuera necesario. El traslado del accidentado debe ser tumbado con las piernas ligeramente elevadas y si está inconsciente en decúbito lateral izquierdo para dificultar la broncoaspiración.

Embolia traumática de gas

Depende a que zona afecte, puede provocar: Enfisema subcutáneo, Enfisema mediastínico y/o Neumotorax (de menos a más grave). En cualquiera de los cuadros hay que aportar oxígeno al 100% y sólo en el más grave (neumotórax) se puede requerir, punción del torax (toracocentesis) con colocación de tubo con presión negativa en el espacio interpleural, lo cual requiere un quirófano adecuado.

Strés térmico: Se produce por excesivo calor (hipertermia) o frío (hipotermia).

Las medidas de prevención y tratamiento de ambas situaciones pueden consultarse en ésta misma Sección de otros números de MG.

El Síncope

Los accidentes característicos del buceo en apnea se producen como consecuencia de la disminución de oxígeno en los tejidos.
El llamado “Síncope de los 7 metros” es un desmayo que se produce durante el ascenso en los últimos 10 metros antes de alcanzar la superficie Este accidente, que sólo se presenta en los buceadores en apnea, recibe también el nombre de “síncope de las aguas bajas” o “síncope hipóxico”. Si los casos de estados hipóxicos se repiten pueden provocar, a la larga, lesiones irreversibles en el tejido cerebral.

Para iniciar una inmersión en apnea, el buceador a pulmón realiza una serie de hiperventilaciones. Esto reduce la presión parcial del CO2 en el organismo, cuya concentración es la que activa los estímulos que constituyen nuestra señal de alarma para respirar.
Durante la apnea, los demás procesos fisiológicos continúan, por ejemplo, la absorción de nitrógeno por los tejidos, de modo que un apneista puede sufrir un ataque de descompresión.

Durante el ascenso se favorece la difusión del oxígeno hacia los pulmones, esto origina una anoxia de instalación brusca en el cerebro que ocasiona la pérdida de conocimiento y, si el buceador no es socorrido, la muerte por ahogamiento.

Para practicar la apnea se recomienda no realizarla nunca sólo sino en parejas e incluso es preferible alternar con otras parejas que esperen en la superficie.
Por otro lado, si bien la hiperventilación puede aumentar la duración de la apnea entre un 40 y un 60% se debe practicar con precaución, ya que causa mareos y calambres en brazos y piernas.

Asma

El asma es una enfermedad respiratoria crónica donde la pared de los bronquios sufre una inflamación y que tiene como consecuencia la obstrucción de los bronquios por lo que la cantidad de aire que pasa es menor.

El asmático puede sufrir una crisis de su enfermedad por determinados factores llamados desencadenantes: frío, humedad, ejercicios físicos, humo de tabaco, infecciones de las vías respiratorias, emociones intensas, y medicamentos.

Nada prohíbe a un asmático realizar buceo, sin embargo significa una posibilidad de riesgo extra. Un buceador con asma puede llegar a sufrir crisis asmáticas bajo el agua, situaciones de pánico e incluso barotraumatismo pulmonar.

Se recomienda a este tipo de buceadores utilizar reguladores con modificación especial que permiten humedecer el aire del tanque y consultar a un médico antes de realizar inmersiones.

 

Dr. S. Giménez Artieda

Vídeo

Entrevista a Santos Gimenez Artieda sobre el Cáncer de Prostata